info@shealth.eu
+34 913303735
49f1190b725709dfb04105338740469d.png
Escrito por 
18
Nov

Transformar el sistema sanitario pensando en el paciente Destacado

 

Foto: L. Cerdeira

La  transformación en el sistema sanitario es ineludible, porque lo marcan los tiempos y la sociedad, por eso no caben proyectos de corto recorrido. Se necesita innovar desde dentro del propio sistema, con profesionales comprometidos y dispuestos a trabajar para lograr el cambio. Bajo esta premisa desarrollaron sus exposiciones los ocho ponentes de ‘La Transformación necesaria’ el pasado 6 de noviembre en el Auditorio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid (HCSC).

La jornada, organizada por la Unidad de Apoyo a la Innovación del HCSC, ha servido como un foro de reflexión en el que se han lanzado importantes mensajes dirigidos a todo el sector sanitario. “Si seguimos mirando igual veremos lo mismo”, expuso la Subdirectora de Gestión Económica del Hospital Clínico San Carlos, Susana Álvarez, y en esa misma línea recalcó el Director de la Unidad de Apoyo a la Innovación de este hospital, el Dr. Julio Mayol, que “si queremos resultados diferentes tenemos que cambiar”. Durante las cinco horas que duró la jornada se hicieron constantes llamamientos a poner a los ciudadanos en el centro de la innovación sanitaria

 

Búsqueda de barreras de seguridad sin "hoyos"

Arrancó la sesión de ponencias la Directora médico de Gestión de Calidad y Riesgo del Hospital de la Universidad de Medicina de Hanóver (Alemania). La Dra. María Inés Cartes centró su ponencia en la gestión de riesgos en salud, tomando como modelo el hospital en el que trabaja.

Según la doctora, para identificar los riesgos en salud y, sobre todo, manejarlos “es necesario actuar de forma metódica”. Para ello hay que tener en cuenta tanto a los trabajadores sanitarios como a los pacientes, “con sus principios, sus valores y su ética”, sin pasar por alto el aspecto económico. “Cuando pensamos en gestión de riesgo solo pensamos en la parte de la seguridad del paciente pero eso es solamente una parte”, aseguró. “En Alemania lo empezamos a cambiar hace 15 años”.

Y si hay que cambiar, ¿por dónde empezar? Según la Dra. Cartes “lo más importante es tomar esa decisión”. El deseo de cambio forma parte de la estrategia “global”. La definición de esta estrategia y el cambio de la cultura sobre comunicación de errores y negligencias son, para la doctora Cartes, parte indispensable para que la gestión de riesgo tenga éxito y por tanto para mejorar, día a día, la seguridad del paciente.

La definición del error, de la negligencia, del accidente, etc. también es fundamental, porque “no siempre hay una causa” que explique un “incidente no deseado” pero sí la cadena de pasos que se den a posteriori definirá o evitará daños futuros en los pacientes. “El fallo humano no es la causa, es la consecuencia”, destacó. “Tenemos que buscar cuál es la causa que llevó a que tomáramos esa decisión errónea”.

María Inés Cartes también explicó que “tenemos muchas barreras de seguridad pero las barreras de seguridad son como el queso suizo, lleno de hoyos”. “No cada barrera de seguridad es la adecuada, hay algunas que no sirven para nada”, afirmó. “En la gestión de riesgo es importante buscar dónde está la brecha”, dijo.

La doctora enfatizó que hay que pensar cómo podemos cambiar nuestra forma de actuar cuando se produce un error; cambiar de la culpabilidad a la seguridad. “Tenemos excelentes profesionales, el sistema no es el adecuado”, aseguró. “Como médicos hemos cambiado muchas cosas en el mundo. Nuestro rol, en este caso, es dar el primer paso”.

 

La acreditación como motor de cambio

El Director Gerente de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, Antonio Torres, presentó el modelo de acreditación de competencias profesionales diseñado y desarrollado en la comunidad andaluza, un modelo estratégico “de fondo, que busca una organización más transversal y flexible y orientada al ciudadano”.

Según explicó el Dr. Torres, “hay dos dimensiones de la calidad que son importantes: la seguridad del paciente y la continuidad” y además destacó que “lo importante no es cuánto sino el cómo. Todo este esfuerzo estratégico va encaminado a lograrlo”.

 “Uno tiene fama de buen médico o enfermero porque se supone que hace bien las cosas pero nadie lo puede demostrar de forma explícita, por lo tanto un gran esfuerzo que tenemos que hacer a través de estos desarrollos estratégicos es el de convertir ese conocimiento tácito en conocimiento explícito, es decir, clasificable, identificable, transmisible, que podamos ver y compartir”, aseguró.

De acuerdo con el doctor, “a través de la gestión por procesos, la gestión clínica y la gestión por competencias hemos intentado cambiar lo más difícil de cambiar: en aptitud con ‘p’ estamos muy bien pero la actitud con ‘c’ es muy difícil de cambiar; está dentro de la cultura de las organizaciones. Hay que poner mucho esfuerzo para generar cambios de actitud y, por lo tanto, innovaciones”.

El Dr. Antonio Torres explicó que estos programas de acreditación están enfocados a la asistencia sanitaria y se basan en lo que hacen los profesionales, con el objetivo de reconocer los logros de estos en su día a día. Se persigue, de este modo, una mejora continua de la atención que se presta a los ciudadanos, así como el constante desarrollo profesional. Para el Dr. Torres, “la acreditación es un motor de cambio”.

Los 78 manuales de competencias profesionales creados hasta la actualidad permiten ofrecer la acreditación de sus competencias al 98% del total de los profesionales sanitarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía, según expuso el doctor. 

 

El paciente en el centro de la innovación

Se ha producido un cambio de paradigma y hoy en día el paciente está cada vez más informado y es más exigente. Para la Subdirectora de Gestión Económica del Hospital Clínico San Carlos, Susana Álvarez, es él, el paciente, el que debe situarse en el centro del sistema, “en el centro de la innovación sanitaria”.  

La Dra. Álvarez aseguró que las organizaciones deben exigir cambios internos y externos y deben adaptarse a la nueva realidad tecnológica y social. La transformación del actual modelo sanitario pasaría también, según la ponente, por la simplificación de la burocracia, la gestión integral de la información clínica, la eficiencia y la transparencia.

En el aspecto económico, apuntó hacia la moderación de la demanda evitando lo innecesario y lo redundante y la necesidad de” invertir y desinvertir”, poniendo énfasis en que la sanidad "no es gasto, sino inversión".

La Subdirectora de Gestión Económica del Clínico San Carlos también habló de la necesidad de que la organización evolucione de la reactividad a la proactividad y de que sus líderes apuesten por la transformación.

“Es importante romper barreras y las tenemos en el cerebro. Ya no nos valen estas estructuras”, recalcó. “De de donde surge de verdad el cambio es de los propios profesionales. Alguien tiene que tomar el liderazgo y no hay nadie mejor que los profesionales sanitarios”.

 

O cambiamos, o nos cambian

 “Si queremos resultados diferentes tenemos que cambiar. Tenemos que cobrar por el valor que le demos al paciente. Es necesaria una transformación”. Son palabras del Dr. Julio Mayol durante su ponencia, centrada en Big Data en salud. El Director de la Unidad de Apoyo a la Innovación destacó la necesidad de que el modelo sanitario actual camine hacia “lo personal y lo poblacional”.

“El paradigma que tenemos está basado en instituciones, cuando en realidad lo que nos importa es un paradigma basado en la población y en la personalización del manejo de la salud. Si no tenemos en cuenta el ámbito poblacional vamos a fracasar a la hora de ofrecer más valor a los pacientes”, recalcó.

Darle valor al paciente para ponerlo en el centro y también, los datos. “Si no les damos los datos  tampoco les estamos poniendo en el centro. Los datos no bastan con que sean ‘big’, tienen que ser todos. Y esto es una filosofía que tiene que ver con transparencia”, dijo el Dr. Mayol, que añadió que el objetivo no es “ir a castigar, vamos a ver por qué alguien consigue mejores resultados en salud para los pacientes; analicemos el porqué e intentemos adaptarlo”.“Esto es, después de todo, innovación social; es evolución de la sociedad”.

El Director de la Unidad de Apoyo a la Innovación aseguró que se necesita más información y que las bases de datos de los institutos de investigación tendrían que empezar a abrirse. Dijo además que “no vale decir que no se puede hacer” y añadió que se requerirán nuevos profesionales para analizar todos esos datos.

“Sin visión y método es difícil transformar”, aseguró, y como mensaje final aseguró que “tenemos que construir una medicina 5P; no solo participativa, preventiva, predictiva y personalizada,  sino además poblacional y basada en datos, y que nos permita analizar y medir”. “O cambiamos, o nos cambian”, concluyó. 

 

Medicina hospitalista para “reconducir una nueva realidad”

“No se trata de cambiar la estructura de los servicios, sino el funcionamiento”, afirmó la Coordinadora de la Unidad de Medicina Hospitalista del Hospital Clínico San Carlos. La doctora Arántzazu Álvarez de Arcaya Vicente presentó el modelo hospitalista del hospital, asegurando que se trata de una apuesta del HCSC para “reconducir esta nueva realidad”.

También situando al paciente en el centro del cambio, la Dra. Álvarez de Arcaya Vicente aseguró que “las organizaciones y los profesionales se tienen que adaptar al paciente y no a la inversa”. “Se ha producido un cambio en la demanda de los pacientes a la que los profesionales debemos dar una respuesta con la máxima eficiencia y seguridad”.

 “El modelo hospitalista es un modelo de atención compartida, de corresponsabilidad”. “Da respuesta a la complejidad de los pacientes, busca la colaboración de los profesionales pero también de los pacientes y forma y coordina equipos multidisciplinares”, expuso la Dra. Álvarez de Arcaya Vicente, que explicó que “la medicina está fragmentada, atomizada por el enorme desarrollo que han sufrido las especialidades”. La pregunta que lanzó al Auditorio fue si “las organizaciones se están adaptando a este cambio”.

“El objetivo de la unidad es el de la mejora continua. Si mejoramos nuestros resultados y mejoramos la percepción del servicio, entonces estamos incrementando el valor para el paciente y si a esto añadimos que reducimos los costes, entonces creamos valor para la sociedad”.

“Nuestra experiencia hospitalista está en la línea de conseguir que nuestras actuaciones incrementen el valor para los pacientes pero también para la institución y, por supuesto para la sociedad”, concluyó. 

 

Innovación en cuidados en un entorno vivo

La Directora de Enfermería del Hospital Clínico San Carlos, Encarnación Fernández del Palacio, comenzó su ponencia explicando que la innovación en cuidados, en el campo de la enfermería, es la gran desconocida.

“Posiblemente haya muchas enfermeras, auxiliares, matronas que en su día a día tengan una gran cantidad de ideas innovadoras pero si no las difunden y no las dan a conocer es muy difícil que se puedan poner en marcha”, aseguró la Dra. Fernández del Palacio, para la que la difusión es uno de los factores decisivos a la hora de innovar en cuidados.

Además de la difusión también destacó como claves de este tipo de innovación: la oportunidad, es decir, buscar el momento adecuado; la idea, que debe ser “innovadora, original y útil”, y la acción, “independiente para su ejecución”.

“El hospital es un mundo variable, está vivo, está en permanente cambio, nuestros pacientes también están cambiando y cualquier idea innovadora se tiene que ir adaptando”, afirmó. Además,  para que la innovación perdure, según la Directora de Enfermería del Hospital Clínico San Carlos, esta debe tratarse de una mejora, adaptarse a la organización, ser fácil de aplicar, capaz de contrastarse, que puedan verse sus resultados y que se adapte al entorno, al hospital. La innovación debe ser el fruto de una necesidad y eso hará que la innovación perdure, aseveró.

La Dra. Fernández del Palacio aseguró que “la innovación en cuidados suele tener un gran impacto en salud para el paciente y un gran impacto económico para el sistema sanitario” y terminó pidiendo que no se sea impaciente “porque muchas veces la innovación es un proceso de cambio y eso no se consigue de manera inmediata sino a lo largo del tiempo”. 

 

La UCI sin paredes

“Hemos hecho una Unidad de Cuidados Intensivos sin paredes o extendida donde hacemos sistemas de detección precoz de la gravedad de los pacientes, antes de que puedan ingresar, y hacemos un seguimiento posterior cuando son dados de alta de la UCI”. Así resumió el proyecto 'UCI sin paredes' el Jefe de Servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario del Henares (Madrid), Federico Gordo Vidal.

A través de este proyecto, “de puertas abiertas y transparente”, implantado de forma gradual desde el año 2010 en el Hospital del Henares, ha conseguido crear  el “proceso del paciente crítico”, según el Dr. Gordo Vidal, por el que controlan a los pacientes desde que ingresan en urgencias hasta que son dados de alta del hospital. Además, están trabajando para que la familia pueda estar las 24 horas con los pacientes y forme parte de las decisiones.

Apostando por la “calidad y la seguridad del paciente” y con el objetivo de “mejorar la eficacia del sistema mejorando también los resultados de los pacientes”, han conseguido obtener importantes logros, entre ellos, la reducción de la mortalidad, “no solo en la UCI sino también en el hospital”, aseguró el Dr. Gordo Vidal. Además, han reducido “a la mitad el gasto de farmacia de la UCI, así como el porcentaje de gasto con respecto a la hospitalización total”.

Para conseguir estos avances, el Jefe de Servicio del Hospital del Henares explicó que han utilizado no solo herramientas tecnológicas sino también la innovación entendida como un cambio de mentalidad en el hospital, al mismo tiempo que han creado un clima de colaboración entre todas las especialidades.  Hoy en día están trabajando con la Comunidad de Madrid y con otras Comunidades Autónomas para que puedan implantar el sistema libremente.

 

Medicina poblacional y personalizada.

El Director de Negocio de Better Value Healthcare (BVH), Anant Jani, llegó desde Oxford (Reino Unido) para presentar una ponencia centrada en la necesidad de cambiar el paradigma basado solo en eficacia, calidad y seguridad y alcanzar otro que obtenga mayor valor y mayor equidad.

Anant Jani arrancó su presentación proyectando un vídeo del Director de Better Value Healthcare, Sir Muir Gray, enviado exclusivamente para la jornada y en el que se pregunta cuál será el papel del hospital en el futuro. Gray asegura que el hospital como institución debe seguir haciendo lo que ha hecho hasta ahora pero necesita ir más allá para hacer frente a una “nueva y compleja necesidad que está emergiendo en el campo de la salud”.

Asegura Sir Muir Gray que “la tecnología revolucionaria del siglo XXI es el smartphone”, que también ayuda a desarrollar los servicios del hospital y que cambia la relación entre el paciente y el servicio; y que el hospital del futuro estará sometido a más presión sobre su servicio. Y esta presión, según el director de BVH, se combate aportando más valor a los servicios disponibles. En el futuro, dice Gray, los hospitales serán vitales no solo como ese lugar al que acudir para recibir asistencia médica sino como importante fuerza impulsora de las redes y los sistemas sanitarios.

También habló Sir Muir Gray de la necesidad de avanzar hacia una medicina poblacional, argumento que exprimió Anant Jani en el resto de su ponencia. “La calidad es importante, es necesaria, pero no suficiente”, dijo. “Tenemos que avanzar desde un paradigma burocrático hasta un paradigma personalizado y basado en la población”.  Una medicina donde la transformación se consigue a través del cambio cultural y de los servicios del conocimiento digitales y donde los clínicos pasen de ser los usuarios de los recursos a los “protectores” de los mismos, para hacer un uso más efectivo de ellos.

La medicina poblacional parte de la base, según explicó Jani, de que hoy en día solo se presta servicio a la gente que  acude a los sanitarios pero “hay gente con otras necesidades sin cubrir”. El reto planteado por Jani está en descubrir cómo asegurarse de que toda la gente que necesita acceso a la sanidad tenga ese acceso.

“Necesitamos empezar a medir los resultados, analizar los datos e identificar las necesidades, desarrollar una estrategia local -cómo implementar esas métricas- y finalmente implementar la estrategia y analizarla”. Así, según Anant Jani, se incrementaría el valor del propio servicio, comprobando, año tras año, la evolución y los cambios en esa estrategia.

 

La innovación no es casualidad

Para cerrar esta jornada sobre Transformación en el sistema sanitario el doctor Germán Seara, miembro también de la Unidad de Apoyo a la Innovación, aseguró que “la innovación no es un hecho casual, la auténtica innovación lleva detrás preguntas, evolución y metodología muy profunda y todos esos objetivos convertidos en acciones son los que de verdad pueden innovar”.

Profundizando también en la idea de medicina poblacional presentada por Anant Jani, el Dr. Seara explicó que “la perspectiva desde la que habitualmente miramos los sanitarios al paciente como nuestro primer referente es necesaria pero empieza a no ser suficiente. Tenemos que ver la capacidad que tenemos, desde nuestra estructura de servicio, de generar un valor, no solo para aquellos pacientes que llegan hasta nosotros sino para todo el contexto de pacientes que teniendo una situación similar pueden beneficiarse de esos recursos y valor que tenemos”.

El punto y final a ‘La Transformación necesaria’ lo puso el Director de la Unidad de Apoyo a la Innovación, el Dr. Julio Mayol, que dijo que “hay una sensación en los sistemas sanitarios de que tenemos que cambiar. Ahora mismo tenemos una sensación de que hay algo que podemos hacer diferente para hacerlo mejor acorde a estos tiempos”.

“Los organismos que no innovan terminan por perecer”, aseguró, y volvió sobre la idea de que “si no cambiamos, nos cambiarán”. El Dr. Mayol concluyó afirmando que “la primera manera de que las ideas se lleven a la práctica es tenerlas” y utilizó una frase de la película ‘Inception’, de Christoper Nolan: “No hay parásito más potente que una idea introducida en la cabeza de alguien”.

Acceda a la galería de fotos de la jornada 'La Transformación necesaria'.

 

 

(0 votos)
Modificado por última vez el Miércoles, 15 Abril 2015 16:57

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.